The Hateful Eight, o Ejercicio práctico de auto felación

Después de tanto tiempo, tantos diálogos cotidianos y a la vez magistrales, tanta sangre derramada, creo que es hora de que “empecemos a comernos las pollas”.

the-hateful-eight-2

The Hateful Eight, la nueva película de Don Quentin Tarantino, se plantea como un ejercicio de auto felación consentido (por parte de quienes le siguen el rollo a las excentricidades de este genio del CINE) y con sentido por parte de un autor que cada día se quiere más a sí mismo, y al que no le faltan razones para hacerlo.

Los Odiosos Ochos (para los que no sepan de lo que estamos hablando, queridos hay que empezar a ver las películas en versión original, ESPECIALEMENTE ÉSTA) es una película que está claramente planteada como una obra de teatro, donde los personajes, cada cual más odioso que el anterior, se encuentran tres cuartas partes de una película de tres horas encerrados en una habitación donde nadie sabe nada y de lo que se sabe nos creemos la mitad. ¡Ay si Agatha Christie levantara la cabeza!

THE HATEFUL EIGHT
(L-R) TIM ROTH, KURT RUSSELL, and JENNIFER JASON LEIGH star in THE HATEFUL EIGHT. Photo: Andrew Cooper, SMPSP © 2015 The Weinstein Company. All Rights Reserved.

He oído a muchos decir que se hace larga. Bueno, es cierto que, como acabo de decir, en los primeros tres cuartos de hora da la sensación de no estar pasando nada, que mucho larala, pero poco lerele. Pero si esos tres cuartos de hora contienen conversaciones y reflexiones sobre la justicia, el racismo, o la vida en general, expuestos y argumentados como solo Tarantino sabe hacer (recordemos que es capaz de hacerte dudar sobre la inocencia de un masaje de pies, o la justificación de una propina), yo los compro. Igual no es culpa de Tarantino, igual es culpa nuestra por no saber de qué coño no está hablando, y de no evolucionar con él a la misma velocidad.

A partir del tercer capítulo todos nos quedamos contentos.

 

¿Y la interpretación? Samuel L. Jackson. Nada más que añadir (se me llena la boca y el alma al pronunciar su nombre). Kurt Russel, Jennifer Jason Leigh, y Tim Roth espectaculares.

¿Y los 70 mm? Anecdótico. Es una película cuya mayor parte transcurre en un interior, y siendo este formato un formato pensado para la presentación de imperiosos paisajes, carece de sentido montar la que se ha montado. Ahora bien, estamos hablando de un ejercicio práctico de auto felación, así que, si tienes el dinero, adelante con ello.

Un comentario en “The Hateful Eight, o Ejercicio práctico de auto felación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s