La casa de cristal

En Fundación Mapfre, hasta el 15 de mayo, se acoge una retrospectiva de una de las fotógrafas más importantes de la historia. Julia Margaret Cameron, perteneciente a la alta sociedad inglesa victoriana, comenzó su carrera a los 48 años. Pese a esto, su obra fue muy importante en la época, ya que expuso en numerosas ocasiones en las galerías y museos más importantes de Londres; además, recibió la Medalla de Oro de Berlín, e incluso llegó a ser la retratista de Charles Darwin. Considerada como una de las predecesoras de la corriente Pictorialista, junto con Henry Peach Robinson, recibe influencias de la literatura, el Renacimiento, la pintura pre-rafaelita y la religión católica.

May Day, Julia Margaret Cameron, 1866
May Day, Julia Margaret Cameron, 1866

Si por algo se caracterizó esta fotógrafa es por ser pionera, ya que, quizás por ese carácter de mujer de alta sociedad, fue de las primeras en plantearse la fotografía como una técnica artística, dado que en sus imágenes primaba lo estético frente a lo técnico. No hay que olvidar que la fotografía apareció a mediados del siglo XIX, estando al alcance de muy pocos.

Sin embargo, sus fotografías fueron muy criticadas por sus compañeros contemporáneos por el tratamiento que recibían sus imágenes, pues no dudaba en desenfocarlas utilizando objetivos que no se adecuaban a la cámara, superponiendo negativos, o incluso raspando y dibujando en ellos.

Hossana, Julia Margaret Cameron, 1865
Hossana, Julia Margaret Cameron, 1865

Sus imágenes fueron adquiridas por el South Kensington (actual Victoria & Albert Museum), por derecho propio y no como estudios para pintores, como sugerían sus críticos más severos.

En esta exposición organizada, por el ya mencionado Victoria and Albert Museum de Londres, no queda muy claro si sobra espacio o si es por el afán pedagógico al que no estamos acostumbrados en los museos españoles, donde tienes que ir aprendido de casa, hay un espacio dedicado a fotógrafos contemporáneos de Cameron en el que se muestra ese debate de la época acerca de la esencia artística de la Fotografía, con imágenes con diferentes funciones como la científica, donde se muestran restos arqueológicos de Egipto o estudios antropológicos, y fotografías de estudio con tarjetas de visita o fotomontajes.

When the Day's Work is Done, Henry Peach Robinson, 1877
When the Day’s Work is Done, Henry Peach Robinson, 1877

Un comentario en “La casa de cristal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s