RAFAEL GUASTAVINO. EL ARQUITECTO DE NUEVA YORK

Rafael_Guastavino_Moreno

Muy pocos conocen de la existencia de Rafael Guastavino, un importante arquitecto de origen valenciano nacido en 1842 que desarrolló casi todo su trabajo en Estados Unidos, más concretamente en Nueva York y Boston, donde se sitúan la mayoría de sus construcciones. El hecho de que no sea muy conocido se debe a que no empezó a aparecer en los libros de historia de la arquitectura hasta el año 1970, por lo que su caso podría considerarse como uno aún por descubrir y del que aún queda mucho por investigar.

Rafael Guastavino Moreno nació en Valencia y vivió en un entorno muy cercano a la catedral de la ciudad. Muy pronto empezó a interesarse por la arquitectura, por lo que decidió comenzar sus estudios en la Escuela de Maestros de Obras de Barcelona, ciudad en la que realizó algunos trabajos, como la fábrica Batlló. Posteriormente, hacia 1881, Rafael emprendió su viaje a Estados Unidos. Son muchas las razones por las que podría haber ido allí: porque le otorgaron un premio por su participación en la Exposición del Centenario en Filadelfia en 1876, por su interés por el cemento Portland, un material mucho mejor para desarrollar sus proyectos, o por razones personales relacionadas con su mujer e hijos, quienes emigraron a Argentina. Fuese cual fuese la razón, lo cierto es que Guastavino vio una buena oportunidad de negocio en “la tierra prometida”, por lo que decidió seguir adelante con ello.

Fue entonces en 1881 cuando se asentó en Nueva York. Durante sus primeros años allí, no contó con el éxito esperado, llegando incluso a arruinarse. No obstante, en 1885, registró la patente que le daría lo que estaba esperando. Esta consistía en un sistema de construcción de bóvedas muy tradicional utilizada en la arquitectura del levante español, lo que se conoce como bóveda catalana o bóveda tabicada, compuesta de ladrillo plano.

250px-Pittsburgh_Union_Station_Rotunda_1876px
Bóveda catalana (Union Station de Pittsburgh, R. Guastavino)
tabicadas
Bóveda tabicada

Esta técnica ha sido utilizada en muchos otros países, por lo que su origen aún se desconoce, y sin embargo, se ha considerado como una técnica tradicionalmente catalana hasta que se demuestre lo contrario.

El pistoletazo de salida vino cuando se le encargó la realización de las bóvedas de la Biblioteca Pública de Boston. A partir de aquí, Guastavino realizó otras muchas obras que consolidarían su carrera como arquitecto.

El principal atractivo de la patente de Guastavino era sus materiales, los cuales se vendían como “a prueba de incendios”, algo que importaba mucho en la época ya que hacía poco tiempo que se habían producido dos grandes incendios en Chicago y Boston, los cuales asolaron varias ciudades. Es por ello que grandes ciudades como Nueva York decidieron adoptar su patente, por lo que se le tenía en cuenta para participar en muchas obras de la gran ciudad. Estos son algunos de los edificios en los que participó, tanto de Nueva York como de Boston:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En definitiva, Rafael Guastavino se constituyó como uno de los pilares esenciales de la arquitectura norteamericana en lo que a sistemas de construcción se refiere. Murió en Baltimore en 1908 dejando como testimonio más de 500 edificios repartidos entre Nueva York, Boston, Filadelfia, Baltimore y Washington DC. Su hijo menor, Rafael Guastavino Expósito (o Rafael Guastavino Jr.) continuó su legado y siguió adelante con la empresa familiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s