Cumpliendo sueños

El pasado 4 de Febrero, con motivo de la celebración del Día Mundial contra el cáncer, os presentaba el relato La bañista salvada. Hoy, 19 de Octubre, con motivo de la celebración del Día Mundial contra el cáncer de mama os traigo la segunda parte de aquella historia. Os cuento cómo Raquel continúo su vida tras curarse de un cáncer de mama y tras perder a su gran amiga Ángela, a causa de una leucemia. Con este relato trato de rendir homenaje a todas aquellas mujeres que han padecido cáncer de mama, también a todos aquellos hombres, que aunque en menor porcentaje también lo han sufrido y a todas las personas que han sufrido cualquier tipo de cáncer. Para aquellas que lo superaron y en mayor medida para las que no pudieron hacerlo. Os invito a disfrutar de este relato pero os recomiendo que antes de ello y si no lo habéis hecho ya, dediquéis unos minutos a La bañista salvada para poder comprender toda esta historia.

 

CUMPLIENDO SUEÑOS

El gran día había llegado. Amanecía un 19 de Octubre con un sol radiante pese a la llegada del Otoño hacía ya casi un mes. El sol había salido para la inauguración de la primera exposición de Raquel. Cumpliendo sueños era una exposición que recogía fotografía y pintura. Pero para entender todo esto, tenemos que echar la vista atrás…

Tras la muerte de Ángela y la posterior curación de Raquel, exprimió al máximo aquella segunda oportunidad que la vida le había dado y se propuso cumplir sus sueños y los de Ángela. Gracias a la amistad que Ángela le había proporcionado, Raquel comenzó a interesarse por el arte, uno de los grandes intereses de Ángela, y, sabiendo que aquella chica siempre hubiese querido dedicarse a algo relacionado con esto, Raquel cambió su vida totalmente y decidió matricularse en la carrera de Historia del Arte.

A sus 35 años Raquel era de nuevo universitaria y su vida nada tenía que ver con la vida que había llevado antes de que aquel cáncer de mama llegará. Raquel demostró ser otra persona, ahora no había día que no viera a su familia, se había enamorado y además no centraba su vida  en gustos superficiales, en definitiva, Raquel por fin había encontrado el verdadero sentido de la vida. Además, decidió dedicar su vida al voluntariado y comenzó trabajando con una asociación que ayudaba a enfermos con cáncer y a los familiares de estos.

Tras acabar la carrera Raquel decidió crear su propia asociación y así lo hizo. Ángela era una asociación destinada a la ayuda para las mujeres que padecían cáncer de mama. Allí conoció a grandes luchadoras que día a día demostraban su fuerza y en concreto Raquel sintió debilidad por una de ellas. Esta era, Araceli, una señora que, tras una vida bastante dura ya que perdió a uno de sus cuatro hijos en una edad muy joven, la vida le volvió a poner una batalla muy dura en el camino y a sus 70 años tuvo que hacer frente a una lucha de la que salió vencedora, demostrando ser una autentica heroína. Como ella, eran muchas las que luchaban día a día contra esta enfermedad. Las había jóvenes, adultas, mayores, con sueños cumplidos, con sueños por cumplir, todas ellas diferentes pero con algo en común, la fuerza y la valentía con la que luchaban para seguir viviendo. Porque da igual la edad que se tenga, siempre nos queda vida por vivir.

Algunas de ellas vencieron su particular batalla pero otras no y por ellas Raquel siguió adelante con esta asociación, en la que intentaba mejorar el mundo de otras personas, así como Ángela había mejorado el suyo. Otro caso que Raquel trato en aquella asociación fue el de Paloma, una mujer que creyendo haber superado la mayor de sus batallas al perder en un accidente la mayoría de su visión, se enfrentaba con firmeza y valentía a una batalla aún mayor.

Un día trabajando en la asociación, comenzó a sonar en la radio una canción que a Raquel le recordaba a Ángela, porque la letra se asemejaba mucho a la historia de ambas, a como Ángela había cambiado la vida de Raquel, dándole color y apartando el blanco y negro de su vida. Esta canción era Todo Cambió de un grupo musical llamado Camila. Así bien, justo en aquel momento en el que la canción estaba sonando, Raquel tuvo una gran idea: realizar su primera exposición y dedicarla a Ángela en concreto y a todas las personas que en algún momento de su vida habían padecido la enfermedad del cáncer.

Todo cambió.

Raquel tenía constancia de que Ángela pintaba y que era aficionada a la fotografía,  así pues decidió llamar al novio de Ángela, Diego,  para que éste le ayudara a recopilar material. Además Raquel había pensado llevar a esa exposición alguna pintura o fotografía realizada por ella misma y por alguna de las mujeres de la asociación que recibían clases de pintura y fotografía por parte de Raquel.

Cuando Raquel se puso en contacto con Diego, ambos quedaron en verse y fue cuando Raquel descubrió aquellas pinturas y aquellas fotografías que Ángela había realizado. En su mayoría los temas tratados en estas obras tenían que ver con el cáncer y había una serie de pinturas en las que la protagonista era Raquel.

– Aquellos largos días en el hospital dieron para mucho y Ángela te tomo como modelo de muchas de sus obras- le contaba Diego.

Emocionada Raquel no podía parar de ver cómo Ángela  había representado todas las fases de su enfermedad en sus pinturas. Incluso cuando todavía no habían comenzado a hablar, en los primeros días que Raquel había llegado al hospital, Ángela ya había realizado una pintura en la que Raquel salía representada con su larga melena, antes de rapársela y su rostro triste. En las siguientes pinturas se podía ver como Raquel había cambiado y no solo físicamente, debido al tratamiento, sino también en la alegría que había comenzado a aparecer en su rostro tras conocer a Ángela. Parecía increíble pero la alegría llegó a Raquel durante su lucha contra el cáncer. Esta serie terminaba con una pintura en la que  se representaba el momento en el que Raquel venció la enfermedad.

Así, ocho años después de la muerte de Ángela, un 19 de Octubre, Raquel como comisaria inaugura su primera exposición, Cumpliendo sueños. Esta muestra se inaugura el día en el que se celebra el Día Mundial contra el cáncer de mama, debido a que fue el cáncer que Raquel superó, a que su asociación se centra en las mujeres que han padecido esta enfermedad y a que en su mayoría las obras tienen que ver con este tipo de cáncer. La obra principal de esta exposición fue la serie de pinturas en las que aparecía Raquel durante su lucha contra el cáncer de mama. Y allí, en aquella sala donde se podía respirar esperanza, Raquel sintió a Ángela más cerca que nunca.

FIN.

Tú eres la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s