Vasili Kandinskky, Composición Nº 8, 1923

De la abstracción a la sinestesia en Vasili Kandinsky

Es difícil comprender la obra de Vasili Kandinsky, pero también es difícil entender la época en la que vivió. Y, es que, todo está conectado.

De primeras, este pintor ruso nació en Moscú un 4 de diciembre de 1866. Eso en el calendario ruso, porque en el calendario gregoriano (el que se utiliza actualmente en el mundo occidental) fue 12 días más tarde, el día 16 de diciembre. Fue un teórico del arte considerado como el precursor de la abstracción en pintura, ya que con él se da comienzo a la abstracción lírica.

Era un momento convulso, tanto política como económicamente, y como no, en el arte también. Los artistas de este momento pretendían romper con el realismo anterior para crear nuevas formas. Por eso, si el realismo (o arte figurativo) es aquel que presenta las formas según las vemos y las reconocemos visualmente, la contraposición a esto es el arte abstracto.

Vasily Kandinsky, Primera acuarela abstracta, 1911
Vasily Kandinsky, Primera acuarela abstracta, 1911

La abstracción lírica es una rama de la pintura abstracta que se inicia con la obra Primera acuarela abstracta de Kandisnky. Los artistas de esta tendencia expresan sus emociones rechazando la representación de la realidad de forma objetiva, es decir, de forma real. La técnica que solían utilizar era la acuarela, pero también realizaban grandes pinturas al óleo. Aquí, lo importante es el efecto psíquico que producen las formas y los colores a quien contempla la obra de arte.

Kandinsky pasó su infancia entre Moscú y Odesa (Ucrania), donde recibió clases de piano y violoncelo. En 1886 comenzó sus estudios de Derecho y Ciencias Económicas en la Universidad de Moscú. Allí, en 1893, impartiría clases como profesor asociado.

Todo cambió en 1896, cuando la universidad estona de Tatú le ofreció una plaza como profesor, que acabó rechazando para dedicarse por completo al arte. Decisión que tomó influido por la exposición de arte impresionista que visitó en Moscú en 1895 donde había obras de Monet. También ese año acudió a la representación de la ópera Lohengrin de Richard Wagner.

Sus primeras obras eran paisajes y temas fantásticos basados en la tradición rusa y en la Edad Media alemana, donde se empieza a observar cierta experimentación técnica y una influencia del postimpresinismo y el fauvismo, tendencias artísticas en alza en Francia en ese momento, que utilizaban los colores para expresar la experiencia, no para describir la naturaleza de una forma real, rompiendo con el arte anterior.

Entre 1908 y 1910 realiza una serie de paisajes alpinos, y fue aquí cuando empezó a percibir que la representación del objeto en sus obras era totalmente secundaria, y que lo importante estaba en la riqueza cromática y la simplicidad de sus formas.

Kandinsky , Paisaje de invierno, 1909
Kandinsky , Paisaje de invierno, 1909

A finales de 1910, viviendo en Múnich y estudiando en la Academia de Arte de esta ciudad, después de una gran investigación y experimentación, llega a encontrar la abstracción, uniendo la libertad de colores de los fauves y la exteriorización de los impulsos de los expresionistas alemanes, dando lugar a obras que remarcan un lirismo, espiritualidad y fascinación por las formas y la naturaleza. La obra más importante de este momento es El Jinete Azul (1903). Gracias a ella, en 1911 funda, junto a Franz Marc y otros artistas, el movimiento expresionista Der Blaue Reiter (el jinete azul en alemán), que transformó el arte alemán de ese momento.

Vasili Kandinsky, El Jinete Azul, 1903
Vasili Kandinsky, El Jinete Azul, 1903

Entre 1910 y 1914 realiza numerosas obras que se pueden dividir en tres categorías:

  • impresiones, obras inspiradas en la naturaleza
Vasily Kandinsky, Impression IV, 1911
Vasily Kandinsky, Impression IV, 1911
  • improvisaciones, donde la importancia reside en la expresión de las emociones interiores
Vasily Kandinsky, Improvisation 30, 1913
Vasily Kandinsky, Improvisation 30, 1913
  • composiciones, que lo intuitivo quedaba anulado.
Vasili Kandinsky, Composition VII, 1913
Vasili Kandinsky, Composition VII, 1913

Estas obras se caracterizan por gruesas líneas negras, colores vivos y, en ellas, aun se puede encontrar la presencia de la realidad.

Al estallar la I Guerra Mundial, en 1914, retornó a Moscú. Desde 1818 había estado colaborando con la educación artística y la reforma del museo de Rusia, basándose en el análisis de la forma y el color. Fue con el comienzo de la Revolución Rusa de octubre de 1917 cuando comenzó a desarrollar un trabajo administrativo para la Educación, una reforma del sistema educativo de las escuelas de arte. En 1920 fundó el INJUK (Instituto para la cultura artística), que provocó un conflicto entre los pintores idealistas, como Kandinsky o Malévich, y los constructivistas (Tatlin o Rodchenko). Finalmente, estos último fueron apoyados por el Plan de Propaganda Monumental de las autoridades políticas de la Revolución, y esta tensión provocó la salida de Rusia de Kandinsky.

En 1922 volvió a Alemania, a la Escuela Bauhaus, en Weimar, para impartir clases teóricas de diseño y teoría avanzada, y pintura y taller de teoría del color con los nuevos elementos de la psicóloga de la forma. En este momento, los elementos geométricos cada vez tienen más importancia en sus obras.

La Bauhaus tuvo una gran influencia para sus obras, donde se ve una mayor estructuración compositiva y formal. Esto dio lugar a lo que se conoce como su periodo arquitectural, donde experimenta con trazos circulares y concéntricos. Estas obras unen el oído y la vista, lo que llama sinestesia, que consiste en visualizar los sonidos relacionándolos con color, ya que era un gran amante de la música de Wagner. Kandinsky llegaba a escuchar tonos y acordes mientras pintaba Esta abstracción es muy sistemática y controlada, ya que, por ejemplo, los círculos tienen que ser de color amarillo para estimular emociones y vibraciones. Provocaba la unión entre el artista y el espectador, uniendo los sentidos y la mente.

En 1932 los nazis llegaron a la Bauhaus y la cerraron. Por esta razón Kandinsky emigró a Francia. Su obra La Gran Síntesis (1934 – 1944) es la más importante de este momento, donde formas biomorficas, flexibles y no geométricas, aluden al arte popular eslavo.

Vasili Kandinsky, La Gran Síntesis, 1934 – 1944
Vasili Kandinsky, La Gran Síntesis, 1934 – 1944

El 13 de diciembre de 1944 moría en Neully- sur- Seine, un hombre que consiguió lo que muchos artistas reivindicaron décadas después de su muerte: aunar el arte. Gracias a él, la pintura y la música formaban una sola obra. Además, la reivindicación de la presencia, de la necesidad, de un espectador será fundamental para lo que hoy consideramos el arte contemporáneo. Sin Vasily Kandinsky el arte, y sobre todo el actual, no sería lo mismo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s