El lado positivo del ser humano: The Family of Man

Nos encontramos en 1955. Edward Steichen, jefe del departamento de fotografía del Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York, lleva tres años analizando más de dos millones de fotografías procedentes de 300 fotógrafos de 70 países. El resultado fue la primera gran exposición de fotografía que se celebraba después de la Segunda Guerra Mundial, con un montaje innovador del arquitecto Paul Rudolph: un espacio tridimensional con fotografías sin enmarcar y tamaños que van desde centímetros hasta toda la pared.

Edward Steichen, 1955
Edward Steichen, 1955

El triunfo de la fotografía humanista. La exposición estaba formada por un conjunto de imágenes que ilustran la idea de una humanidad única en sus distintas manifestaciones a través de temáticas como la pareja, la infancia, el trabajo, las fiestas, la guerra o la muerte.

Esta fotografía humanista retrataba los modos de vida, la sociedad, la ciudad y las escenas cotidianas, siempre remarcando lo excepcional antes que lo cotidiano. La figura principal siempre era el ser humano, que aparecía en primer plano. Estas fotografías tenían la intención de mejorar el mundo, mostrando la realidad de diferentes puntos geográficos para despertar las conciencias. Son el testimonio de la dignidad humana y el rastro que dejan las personas en la naturaleza y en las cosas. Esta tendencia se desarrolló, sobre todo, en los años treinta, durante el periodo de entreguerras. Pero, con la Segunda Guerra Mundial, quedó interrumpida para dar paso a la fotografía documental de guerra. La finalidad de la fotografía humanista es la del deseo de paz y el entendimiento entre las personas y los pueblos.

MoMA, The Family of Man, 1955
MoMA, The Family of Man, 1955

August Sander (1876 – 1964), uno de los participantes en esta exposición, era el mayor representante de la corriente de Nueva Objetividad, el antecedente de la fotografía humanista. Esta tendencia reivindicaba la esencia de la fotografía, de la imagen sin manipular, como una forma novedosa de expresar la realidad. Utilizaban la luz para modelar las formas y destacar las texturas, resaltando formas insospechadas de los objetos cotidianos. Se basaba en la estética acompañada de documentalismo.

August Sander, Young Farmer, Westenvald, 1914
August Sander, Young Farmer, Westenvald, 1914

Steichen eligió el nombre de la exposición, The Family of Man, tomado de una frase del presidente estadounidense Abraham Lincoln, y pretendía acercarse la vida cotidiana de la gente común para resaltar la igualdad entre personas de lugares alejados, culturas, religiones, edades y razas diferentes. Pone énfasis a la pertenencia de los hombres a una misma familia. No olvidemos que se realizó en el periodo de la Guerra Fría, un momento de tensión política y de lo que podía ser una inminente Tercera Guerra Mundial. Esta exposición era una propuesta de paz y tolerancia, con un papel destacado de la democracia para lograr estas aspiraciones.

Family of Man at MoMA , New York NY , curator Edward Steichen

Era un signo evidente de los nuevos tiempos que sucedieron a la Segunda Guerra Mundial, mostrando el deseo de recuperar a calma en la vida cotidiana, pero también el papel predominante de Estados Unidos en la escena artística mundial, con una internacionalización de los movimientos artísticos y la uniformidad creciente del mundo.

El propósito principal de esta exposición era animar a la gente a actuar abiertamente y juntos contra la guerra. Además, las fotografías de las manifestaciones antirracistas contribuyeron al desarrollo del movimiento antigregacionista. También mostró un deseo de distensión en los años más duros de la Guerra Fría.

Weegee (1899 – 1968) no fue uno de los representantes de estos valores que promulgaba Steichen, pero sí que reflejó fielmente la sociedad de su momento. Llegó a Estados Unidos en 1910, y pronto se vio obligado a dejar sus estudios para poder mantener a su familia. Desde joven trabajó como fotógrafo callejero, alcanzando los veinte años en el laboratorio de prensa, y es considerado como el ejemplo de reportero gráfico de sucesos a la caza de la imagen sensacionalista: escenas de crímenes, víctimas de ajustes de cuentas en el interior de los coches o playas urbanas superpobladas. Pero no solo retrataba, sus fotografías escondían una crítica irónica.

Su seudónimo era la interpretación fonética de Ouija, porque siempre llegaba minutos después de haberse producido los hechos, incluso antes que la policía, ya que tenía una radio portátil con la frecuencia de la radio de la policía.

Sus imágenes de personajes y situaciones de la época de la Gran Depresión estuvieron representadas en la exposición The Family of Man.

Weegee, Niños durmiendo en la salida de incendios, 1938
Weegee, Niños durmiendo en la salida de incendios, 1938

“La fotografía es el mejor medio de explicar al hombre a sí mismo y a sus semejantes”

Pese a recibir críticas por su exceso de optimismo, fue una de las exposiciones más visitadas y más importantes. Se ha intentado llevar a cabo proyectos similares, pero no tuvieron el mismo éxito por no lograr su coherencia y fuerza.

En España, esta exposición sirvió de influencia para grupos fotográficos como AFAL, La Palangana o la Agrupación Fotográfica de Cataluña.

El gobierno estadounidense compró la exposición y la envió por 79 países de todo el mundo entre 1955 y 1964. Ahora mismo se encuentra en Luxemburgo, como regalo de Estados Unidos a este país, y desde 2003 forma parte del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

Johannesburgo
Johannesburgo

Los fotógrafos mas destacados que participaron en esta muestra son Ansel Adams, Diane Arbus, Richard Avedon, Robert Capa, Henri Cartier- Bresson, Robert Doisneau, Robert Frank, Dorothea Lange, Irving Penn, Edward Weston o Garry Winogrand.

La fotografía “Paseo en el Jardín del Paraíso” de William Eugene Smith cerraba The Family of Man. Este fotógrafo autodidacta, empezó a trabajar en 1937 en revistas como Newsweek, Life, Look, Harper’s Bazaar y New York Times.

Eugene Smith, Spanish Wake, ca. 1950
Eugene Smith, Spanish Wake, ca. 1950

Su primer trabajo fue como corresponsal para Life en el frente del Pacifico en la Segunda Guerra Mundial. Una vez finalizada la guerra se convirtió en uno de los fotógrafos de referencia de la fotografía social, ya que su trabajo revolucionó el concepto de reportaje. Un ejemplo de ello es su reportaje “A Spanish Villlage” (1950) de Deleitosa, un pueblo extremeño, publicado en la revista Life.

W. Eugene-Smith, Walkk to Paradise Garden, 1946
W. Eugene-Smith, Walkk to Paradise Garden, 1946

En la imagen de los dos niños de espaldas caminando en un bosque frondoso, va acompañada de un epígrafe de John Perse: “un nuevo mundo nacerá bajo sus pies”. Una metáfora del fin de las guerras y a llegada de una nueva etapa de optimismo y prosperidad.

3 comentarios en “El lado positivo del ser humano: The Family of Man

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s