El mundo en color de Ernst Haas

“Ningún otro fotógrafo ha expresado mejor que él el puro goce físico de ver”

John Szarkowski

Ernst Haas, fotógrafo vienés nacido en 1921, es conocido como uno de los pioneros de la fotografía en color. Siempre quiso ser artista, pero comenzó por estudiar medicina, estudios que tuvo que dejar por su origen judío en una Austria invadida por los nazis. Posteriormente inició Bellas Artes, carrera que desarrollaría a través de la técnica fotográfica. De hecho, para Haas, la fotografía era un puente entre la ciencia y el arte. Sus primeras imágenes se inspiraron en las formas libres de las pinturas de Picasso, de ahí su referencia a la estructura perdida.

“Lo que ando buscando es una estructura perdida. Tus ojos la ven, por supuesto, pero no eres consciente de ella”.

En 1940 comenzó a trabajar como fotoperiodista independiente para las revistas Der Film y Heute.

Su serie Prisioneros de regreso a casa, realizada en 1947, es el primer ensayo fotográfico de Ernst Haas. Realizado años después de finalizar la Segunda Guerra Mundial, relata el caos del desplazamiento y las heridas del conflicto. Su imagen más conocida muestra el contraste entre el prisionero sonriente y la mujer que sostiene en su mano el retrato de un familiar desaparecido.

Homecoming Prisioners, 1947
Homecoming Prisioners, 1947

Esta serie fotográfica le dio gran notoriedad durante los años cincuenta, llegando a manos de Robert Capa, que le propuso formar parte de la Agencia Magnum.

A principios de los años cincuenta se trasladó a Estados Unidos, dejando atrás una Europa desolada por la guerra. Allí cambió su forma de ver el mundo. Dejó de lado el blanco y negro, porque, según Haas, era demasiado liso y el color aportaba una dimensión extra. El mundo en color era bastante instintivo y la forma natural de observar el mundo. Así, la ciudad de Nueva York toma una nueva vida cuando los colores entran en ella. Antes de Haas, la técnica fotográfica en color era bastante desconocida.

Su serie Images of a Magic City, son una serie de fotografías de reflejos, sombras, juegos de colores y formas. Imágenes abstractas, que muchos relacionaban con la pintura del Expresionismo Abstracto que estaba dando lugar en Estados Unidos.

Rompía casi todas las normas académicas disparando a contraluz o fuera de foco para resaltar los reflejos y las texturas.

“El único secreto para hacer buenas fotos es no perder la curiosidad ni creer que se ha alcanzado un objetivo, se trata de seguir buscando”.

A partir de 1951 comenzó a trabajar como fotógrafo independiente de Life, Look, Vogue y Holiday, utilizando preferentemente el color. De esta época son los reportajes Images of a Magic City y Magia del color en movimiento, fotografías basadas en el deporte.

En 1957 realizó para Life el reportaje Beauty in a Brutal Art: fotografías en movimiento de corridas de toros en los Sanfermines, que llamó mucho la atención por ser una práctica desconocida en Estados Unidos.

Gracias a que sus fotografías destacaban entre las que se estaban haciendo en ese momento por el su uso del color, Ernst Haas tuvo la posibilidad de adentrarse también en el mundo de la publicidad realizando fotografías de los anuncios del Hombre Malboro.

También se adentró en el mundo del cine experimentando con las técnicas audiovisuales. Entre otras, produjo para John Houston una secuencia de su película La Biblia.

“La cámara no hace gran diferencia, todas graban lo que estás viendo. Pero tú tienes que verlo”

West Side Story, New York, 1961
West Side Story, New York, 1961

Ernst Haas fue reconocido como uno de los fotógrafos más importantes de la historia, y su exposición individual en 1962 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) lo corrobora. También recibió, en 1986 el Premio Hasselblad. Este mismo año, en Nueva York fallecía repentinamente.

Quizás las fotografías de Haaas no llamen mucho la atención en este momento, pero hay que entender que fue el pionero de las fotografías en color, de desprenderse del foco para destacar otras cualidades de la imagen y de la utilización de puntos de vista diferentes. Y eso es lo que tenemos que absorber de él: aprender a ver lo mismo que los demás, pero cambiando el foco y mirando de una forma distinta,  porque eso es lo que nos hará diferentes y nos llevará por otro camino al que se nos es establecido.

3 comentarios en “El mundo en color de Ernst Haas

  1. Impresionante. No conocía el trabajo de Hass y me ha dejado asombrado. Por cierto, no sólo creo que siguen destacando hoy en día sino que dejan en ridículo al 90% de las fotos publicadas en la actualidad.

    Me gusta

    1. Tampoco lo conocía y me encantó investigar sobre él. Sus fotografías transmiten perfectamente el cambio que sufrió al trasladarse de una Europa arrasada por la guerra (con sus fotografías en blanco y negro) a Estados Unidos, un país que empezaba a despegar gracias a esa guerra (la utilización del color).

      Y, lo malo de las fotografías que se hacen actualmente es que son demasiadas. Si algo malo han tenido las nuevas tecnologías, es que, en muchas ocasiones, lo verdaderamente bueno se pierde entre toda la información generada. Puede resultar un comentario elitista, ya que esa misma tecnología ha generado la total democracia de la fotografía, pero también es cierto que eso favorece la inaccesibilidad.

      ¡Y paro ya, que me escribo otra entrada en el blog ! 😛

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s